¿TENGO QUE DECLARAR MI CESTA DE NAVIDAD?

¿TENGO QUE DECLARAR MI CESTA DE NAVIDAD?

¿TENGO QUE DECLARAR MI CESTA DE NAVIDAD?

En el mes de diciembre es habitual obsequiar a trabajadores y clientes con las tradicionales cestas de Navidad.Lo que a menudo se desconoce es la manera correcta de imputar estos regalos que, como cabe suponer, no están exentos de tributación.
Las cestas de Navidad que se regalan a los trabajadores son fiscalmente deducibles para la empresa, tanto en sociedades como en el IRPF, en la medida en que se trate de una costumbre arraigada a la empresa.
No será necesario que figure en el convenio colectivo o en algún tipo de pacto que les obligue a ello, pues se entiende como un derecho adquirido del trabajador.
El mismo tratamiento puede aplicarse a las cenas de empresa. El mayor problema se presenta a la hora de deducir estos gastos el primer año en que se producen, al no existir una costumbre anterior que justifique su entrega .Lo aconsejable sería no ejercer el derecho a deducción hasta pasado un ejercicio para evitar problemas con Hacienda